El otro día vi un video de una conferencia que dio Daniel Goleman en la que hablaba sobre la empatía y la no empatía. Empezaba poniendo el ejemplo de un estudio en un seminario teologico, en el que la mitad de la clase tenia que dar una charla sobre algun pasaje biblico y la otra mitad sobre la parabola de el buen samaritano, todos en el edificio de enfrente. Salieron todos del primer edificio hacia el segundo y todos se encontraron con un hombre encogido, con evidentes signos de dolor, agarrandose la barriga y ninguno, ni siquiera la mitad que le toco hablar sobre la parabola del buen samaritano, en la que un hombre ayuda a otro desinteresadamente, se pararon ni si quiera un segundo para interesarse por el hombre. En neurociencia hay una nueva forma de pensar sobre la compasion, hay estudios que demuestran que dos personas que se fijan entre sí, tienen la reaccion por defecto de ayudarse. Bien, y ¿porque no lo hacemos? Esto se debe según Daniel Goleman, autor del libro Inteligencia emocional, uno de los principales libros en la psicologia moderna, al ensimismamiento que tiene la gente en la actualidad, que solo se preocupa de sí misma. Inconscientemente cerramos esa parte de nuestro cerebro que nos haría sentir la necesidad de la otra persona, debido y esto lo pienso yo, a la velocidad y el estres de la vida moderna.

Las consecuencias de todo esto realmente son penosas, ya que nos olvidamos de lo verdaderamente importante, no nos damos cuenta de lo que tiene detras cualquier tipo producto que utilizamos a diario, castigando severamente el medio ambiente, el medio animal e incluso al propio humano sin mirar si este tiene 10, 30, ó 70 años, como ejemplo el del algodón el cual utilizan una gran cantidad de fertilizantes, los cuales lo hacen muy resistente a los tintes. El 60% de estos se convierten en aguas residuales contaminantes. Se sabe que los niños que viven cerca de fabricas textiles son muchisimo mas propenso a la leucemia.

No sigas corriendo tanto, para un momento, recapacita, mira a tu alrededor y piensa si estas actuando bien o podrías mejorar en algunos aspectos en los que, tú, sin querer hacerlo, inconscientemente estas provocando algún daño a alguien en algún otro lugar del mundo. No te pienses que por que lo hace todo el mundo, por que la sociedad es así o porque no tienes otros medios eres menos culpable. Todos tenemos el mismo grado de culpabilidad, solamente nosotros mismos en cada acto que hagamos podemos cambiar esto.

Un pequeño paso hoy, puede cambiar el futuro.

MMV 🙂