Una parte importante en la vida de la diseñadora de ropa ecológica Elisa Muresan, aparte de crear ropa sostenible, es el compromiso que tiene con la ayuda a los animales. Cada día se acerca para alimentar y comprobar su estado a una colonia de gatos “callejeros”, en la que conviven unos 30/40 gatos en las afueras de Zaragoza. Entre ellos hay gatos que han nacido en la calle que posiblemente, yo no soy nadie para decir lo contrario, es el “mejor” sitio donde pueden estar. Creo que es su entorno, su vida, y aunque en una casa tendrían una esperanza de vida mucho más larga y un calidad de vida (lo que nosotros conocemos por calidad de vida) mucho mejor, también creo que perderían su esencia, su libertad y hay valores que son tan importantes, yo creo, como la calidad o la esperanza de vida. Con todo esto no quiero decir que haya que tenerlos abandonados, todo lo contrarío. Como digo, Elisa se acerca cada día y le da los cuidados necesarios para que dentro de su libertad estén lo más sanos posible. Si hace falta los lleva al veterinario, los curan y los devuelve a su entorno.

Pero el gran problema que existe no es con estos gatos, son aquellos gatos que después de una vida en una casa, son abandonados pensando que como son animales se buscaran la vida. No os equivoquéis, son animales, pero ya no tienen ese instinto de supervivencia que todo animal en libertad necesita. Son gatos que lo primero, sienten un miedo terrible al no saber donde están, seguido de una sensación de abandono que los lleva muchas veces a una depresión que los hace dejarse morir, sin buscar alimento ni agua. Tenéis que ver alguna vez una gato en ese estado, son animales que no les importa nada, están tirados en un rincón, simplemente esperando que llegue su hora, su mirada perdida te hace ver enseguida que tienes días para poder ayudarlo y muchas veces ni eso, tienes días, pero para acompañarlo en su muerte, es como nosotros la llamamos, la mirada de la muerte.

Primero lo que se ha repetido hasta la saciedad, los animales viven más de un año, que es el tiempo que tienen de cachorros, luego se hacen adultos, no tan bonitos. Así que cuando coges un animal recuerda que viven más de un año y que él, va a depender de ti toda su vida. Piensa si tú vas a poder estar con él ese tiempo.

Segundo. Aún repitiéndolo tantas veces, hay gente, que los sigue abandonando. Son estos animales los que más amor necesitan, así que piénsatelo y si de verdad quieres compartir tu vida con una mascota, recuerda que puedes salvar la vida de alguno de estos abandonados.

Dar las gracias a todas las protectoras por la labor que hacen cada día por estos animales, dando cobijo, cariño y lo más importante buscándoles un nuevo hogar donde podrán vivir su vida plenamente.

Dar las gracias también a las casas de acogida, a veces casas que tienen sus mascotas y le hacen un hueco a otra que necesita un tiempo hasta encontrar un hogar definitivo y otras veces casas que por circunstancias no pueden hacerse cargo de una mascota durante toda su vida y recogen estos animales que buscan un hogar definitivo por un espacio de tiempo.

No lo dudes ADOPTA UN ABANDONADO. HAZTE CASA DE ACOGIDA.DEVUELVE LA ILUSION

Os dejo un enlace de una pagina que ha hecho un listado de protectoras por ciudades, no se si estarán todas pero es bastante completo. http://www.terapiafelina.com/protectoras.html

imageimage

image

 

 

 

 

MMV 🙂