Gema Gómez, fundadora de Slow fashion Spain, y a la que ya hicimos una entrevista aquí. En ese breve encuentro nos dio algunos nombres que nos abrieron el camino que hoy todavía estamos recorriendo.

Uno de esos primeros nombres que sonaron fue el de Fabrics For Freedom. A través de la fundación de Sybilla conseguimos parte de los tejidos para nuestra primera colección de ropa ecológica, el resto de tejidos vinieron de la tienda online de bio tissus. Vandana y satén (algodón orgánico los dos) fueron nuestros primeros tejidos ecológicos. Esta primera colección fue algo así como una prueba para ver y conocer la aceptación de la gente y nuestros propios fallos para poder solucionarlos, así que hicimos algo pequeño. Resultado: algo un poco desastroso. Me explico, la ropa todo bastante bien, tuvo buena aceptación y quedamos muy contentos con ella aunque no hicimos las cosas lo mejor posible, tuvimos muchos gastos por no hacer las cosas bien a la primera, algún colaborador que fue todo menos colaborador, no controlamos bien los tiempos y llegábamos tarde a todo… Afortunadamente era una prueba.

FALDA PALAS

Durante estos primeros pasos también conocimos a María Almazán y Pedro Aizpún, a los que también entrevistamos aquí, los que han sido parte importante de este camino. Gracias a María conocimos que existen muchísimos tejidos que pueden usarse dentro de la moda sostenible y con Pedro hemos intercambiado opiniones sobre como están y estaban las cosas en este mundo, además de ser una persona con la que hemos estado permanentemente en contacto en la búsqueda y compra de tejidos.

Después de esta primera incursión con una colección de ropa ecológica que nos aporto bastante, no en lo económico pero si en lo práctico, tuvimos que hacer una serie de cambios para adaptar nuestro modelo de negocio a….CONTINUARÁ.