El otro día leía en una red social a un alto cargo de El Corte Ingles hablando de las cadenas de low cost y fast fashion. Decía algo así como que hay dos tipos, unos que trabajan los precios super bajos con un producto de mala calidad y otros que dentro de unos precios bajos intentaban dar algo de mejor calidad. Concluía diciendo que deberíamos tener miedo si estas cadenas se daban cuenta de que podían dar unos productos de cierta calidad a un precio bajo.

Una de las respuestas de un economista me dejo un tanto inquieto. Decía que estas cadenas ya estaban empezando a ser inteligentes y que este tipo de moda es la moda del futuro, ya que estaban haciendo las cosas realmente bien.
No pude reprimirme y le conteste que en que basaba esa afirmación de que estas cadenas están haciendo las cosas realmente bien. Si se basaba en el gasto de recursos indiscriminado, en la explotación laboral en el lugar de origen de la prenda y en el lugar de venta o en la contaminación sin control del medio ambiente y de nuestros propios cuerpos.

Jersey Ciny | Colección Otoño / Invierno Elisa Muresan

No tuve respuesta y en realidad tampoco la esperaba. Cada día se ven movimientos que van hacia lo sostenible y yo creo que ese es el único camino posible. Si realmente estas cadenas lo están haciendo bien, ¿Las marcas de ropa ecológica lo están haciendo mejor? Se están abriendo hueco poco a poco en el mercado y encima ofreciendo valores. Tejidos ecológicos, tejidos reciclados, comercio justo y respeto medioambiental con grandes dosis de diseño es lo que nos tiene que traer el futuro de la moda.

Una cosa más que me gustaría decir en el tema de los precios de la ropa ecológica, una prenda no es cara o barata por el precio, si no por la calidad, y en general la moda sostenible tiene muchísima más calidad que las cadenas de las que hablaban.

Miguel:)