Estos últimos días, hablando de los proyectos sobre ropa ecológica de mujer online, he oído algunas cosas que me han hecho pensar en el motor del mundo.
Antes, yo era una persona, que creía que el verdadero motor del mundo era el dinero. Pensaba que con dinero podías hacer lo que quisieras. Con dinero podías hacer realidad tus sueños. Que las personas con dinero eran los que podían cambiar las cosas. Al final, la vida me ha hecho abrir los ojos y me he dado cuenta que nada mas lejos de la realidad. Con el dinero puedes comprar muchas cosas si, es cierto, e incluso en algunos momentos te puede acelerar o adelantar algunas cosas, pero el verdadero motor del mundo es la FE. No hablo de la fe de creer en un Dios, hablo de la fe de creer en uno mismo, de creer en un proyecto, de creer en una meta, de creer en un sueño, de creer en un objetivo. Nosotros empezamos nuestro proyecto de ropa ecológica para mujer con muchísima más fe que dinero y ha día de hoy puedo decir que estamos muy contentos de haberlo hecho, Elisa Muresan ropa ecológica hoy esta mucho más cerca de ser lo que en nuestras cabezas queríamos que fuera.
fe en ti mismo
Y aunque hay muchos otros factores alrededor de esto, como el tiempo, la formación, la perseverancia …. que son herramientas fundamentales para engranar todo, al final sin fe lo demás no importa.
Si tienes fe en ti, en tu proyecto, en tu sueño… y no te pones limites, con el tiempo suficiente conseguirás lo que te propones, ya sea algo tan personal como aprender un idioma o sacar adelante un proyecto de moda sostenible o algo tan grande como cambiar el mundo.
Miguel 🙂