Cuando tu tienes fe, AMAS algo enormemente y das el primer paso para conseguirlo, (en nuestro caso la marca de ropa ecológica de mujer), tu cerebro se pone en marcha para buscar soluciones y respuestas a todos los problemas que te van surguiendo por el camino y se empiezan a dar las circunstancias para que todo ocurra, no digo que sea un camino de rosas pero cada vez que caigas en el intento tu fe y tu amor por lo que persigues te hará volver a levantarte y seguir intentándolo hasta que el tiempo, al final, te premiara con lo que buscas.
Por supuesto que algo tan grande como cambiar el mundo no es algo que uno pueda hacer solo y que los intereses económicos son muy poderosos aunque por suerte, cambiar el mundo no es algo que solamente quiera una persona, somos millones de personas en todo el cambiar-el-mundomundo las que lo queremos hacer y cada uno de nosotros aportando nuestro grano de arena y dando nuestros pequeños pasos es lo que hará que, con tiempo, de verdad cambie. Hoy hay muchos proyectos (de moda sostenible u otros)asociaciones y ONG´s que están creyendo en si mismas y en sus proyectos y están haciendo que las circunstancias empiecen a ser favorables. Como digo, tenemos en contra muchos interesas económicos pero no son tan poderosos como nos hacen creer. Frases como “hay que ser realista, esto no se puede hacer” lo único que consiguen es decirle al cerebro que no trabaje que no hay solución y crear una barrera invisible que hace que dejemos de movernos en esa dirección.
Ten FE en ti mismo y en tu proyecto o tus objetivos, levantate y empieza ahora mismo con ello, buscando información, o como tu quieras empezar pero empieza. Nosotros tenemos todavía un largo camino que recorrer con nuestra marca de ropa ecológica de mujer pero estamos muy contentos de haberlo empezado y ver como va creciendo.
Miguel 🙂